Objetivo illuminati: reduccion de poblacion mundial!

Primer “mandamiento” del Decálogo de principios grabados en las Piedras Guía de Georgia: Reducir la población mundial por debajo de los 500 millones de personas. La sentencia es inequívoca y está grabada en piedra.

En las llamadas Piedras de Georgia, que es un complejo de piedras, artificiales, en forma de monolitos prehistóricos, al estilo de Stonehenge, pero en el Estado de Georgia, Estados Unidos, hay unos textos grabados en las piedras en varios idiomas, en los que sociedades herméticas de la Elite illuminati plasmaron su programa de gobierno mundial, de manera críptica, con dobles sentidos y significados en clave. Ahí estan grabados los 10 “mandamientos” del proyecto ocultista mundial.

Pues bien, uno de esos principios o mandamientos, concretamente el primero, habla de que la población de la Tierra encontrará su equilibio proporcional cuando baje a menos de 500 millones de personas. Es decir, que todos los millones de seres humanos que hay de más sobran en el mundo. Y para cumplir este programa macabro ya tienen hechos sus deberes, sus experimentos y sus estudios científicos, que han desarrollado durante décadas. Ahora solo queda aplicarlos.

Rejillas en el Cielo con Estelas Químicas

Uno de los objetivos Illuminati del Gobierno Oculto Mundial consiste en reducir la población mundial. Para ello las Sociedades Secretas que controlan los gobiernos, están poniendo en marcha algunas tácticas como éstas:

- Fumigación a la población desde aviones con estelas químicas o Chemtrails, que arrojan una serie de sustancias químicas no precisamente saludables para el organismo humano. Esta técnica en colaboración con el Proyecto Haarp pretender producir además una gran sequía mundial, que se traduzca en pobreza y deterioro de las condiciones de vida humana en el mundo.

- Fabricación de Huracanes, Terremotos, y Tsunamis a domicilio, mediante el Complot Secreto Haarp, el control militar del clima, utilizado como un arma devastador de guerra, para aquellos países que no quieran entrar por el aro de la Globalización.

Después de ser arrasados y devastados, no tienen más remedio que claudicar al NWO (Nuevo Orden Mundial), endeudados por las ayudas internacionales, y dependientes de por vida al FMI, (Fondo Monetario Internacional), controlado por el Gobierno Oculto Mundial. Todos recordamos el desastre de Indonesia en 2004, que dejó más de 27.000 muertos y más de 50.000 personas sin hogar.


La fumigación de población es una técnica que ya fué utilizada por la CIA durante las décadas anteriores, en determinadas localidades estadounidenses. A continuación los analistas secretos confeccionaban unas estadísticas en relación a un mayor o menor nivel de suicidios, muertes súbitas, enfermedades, registro de las visitas en los centros públicos de salud, etc…

- Fabricación de Crisis Económicas Ficticias a nivel planetario, estrangulando y poniendo contra las cuerdas la economía de los países, provocando hundimiento financiero, despidos laborales, aumento del paro, negación de créditos, endeudamientos, paralización de los sectores productivos, etc…

- Alteración de los alimentos naturales, introduciendo secretamente material transgénico.

- Fabricación secreta de extrañas epidemias, como el sida, el síndrome de las vacas locas, etc…, dirigidas contra ciertos sectores de la población mundial. En este sentido, la población de Africa ha sido un objetivo tradicional y una triste víctima de los experimentos de los laboratorios secretos, que por medio de supuestas campañas de ayuda humanitaria para la vacunación y la prevención, han perseguido la reducción de la población africana.

- El gran tráfico de los grandes cartels mundiales de las drogas no lo manejan tres o cuatro bandas callejeras, sino que son dirigidos por los servicios de inteligencia, siguiendo las instrucciones que disponen las Sociedades Secretas.

Desde la época hippy y de la Guerra de Vietnam en Estados Unidos, y por extensión en todas las épocas, la CIA surtió bien el mercado con grandes partidas de drogas, para “depurar a las elementos débiles de la sociedad” y hacer limpieza de población que solo representaba para el gobierno una carga económica, sin importarles en absoluto el factor humano.

- Fabricación de un nuevo enemigo para Occidente: el mundo musulmán, que ahora sustituye al antiguo bloque comunista de la Guerra Fría, y puesta en marcha de una 3ª Guerra Mundial, que ya está programada desde hace muchas décadas.
Hoy es peste porcina, o gripe A, y mañana será otro brote vírico diferente en otro lugar. Los laboratorios militares de guerra química no paran de fabricar pócimas de muerte.

El Gobierno Secreto Mundial, que trabaja para establecer el Nuevo Orden Mundial, tiene como como uno de sus objetivos reducir, como sea, la población. Pero se han encontrado con que ya no se puede repetir el siglo XX con sus guerras mundiales, porque la gente del mundo no quiere más guerras, y la población mundial es muy reacia a abrir guerras traumáticas y destructivas, que además hacen muy impopulares a los gobiernos.

Asi que el Gobierno Oculto planea reducir la población mundial fundamentalmente mediante pestes y epidemias mundiales, junto con terremotos y alteración del clima. Todo ello en tanto trabajan para tratar de engañar y convencer el mundo de que es necesario abrir una devastadora 3ª guerra mundial.
– Todos los seres humanos que son eliminados violentamente por estas causas diabólicas, son ofrecidos en sacrificio ritual por la Gran Logia Ocultista Mundial y su cúpula Illuminati para su “dios” Lucifer.

Es por estas razones y muchas más, por las que no podemos esperar que nuestros gobiernos, que pretenden diezmarnos, quieran cuidar verdaderamente de nuestra salud.
Nosotros tendremos que cuidar de nosotros mismos, y podemos adquirir buenos hábitos, como por ejemplo:

- Practicar una alimentación sana y vegetariana, libre de los peligros que ofrecen las carnes. Si es posible consumir alimentación ecológica natural. Siempre es bueno complementar nuestra dieta con remedios naturales medicinales, como puedan ser ciertas infusiones, agua pura de manantial, remedios naturales, etc…

- Liberarse de las influencias destructivas de la mayoría de los programas televisivos, películas repletas de crímenes y de instintos primarios. Un repertorio que nos imponen las Sociedades Secretas Luciferinas, pues a ellas les sirven los grandes gerentes y magnates de las grandes cadenas. Además estas emisiones quieren captar nuestra atención para apartarnos hipnóticamente de la realidad y que no cuestionemos nada.

- No seguir el juego a las consignas masónicas de los gobiernos, que nos van a hablar de la amenaza de un supuesto terrorismo internacional, invisible claro, inconcreto, y que quieren el apoyo de los ciudadanos para abrir guerras “buenas” contra países que supuestamente forman hipotéticos Ejes del Mal, inexistentes. Todas las guerras son crímenes contra la Humanidad, y más aún si son inventadas.

- Y en estos tiempos extraños de crisis de todo tipo, no viene nada mal una conexión espiritual.